El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

El Planeta

Es el primer cantaor de flamenco del que se tiene testimonio documental de su existencia y de sus cantes, en razón a que el autor de "Escenas Andaluzas", Serafín Estébanez Calderón, dejó constancia de ello en su obra (Las "Escenas Andaluzas" se publicaron en 1847). Pocos son los cantaores entre los incluidos en la conocida lista que el cantaor Juanelo proporcionó a D. Antonio Machado y Alvarez (Demófilo), de los que se tiene constancia documental de su vida artística y de las características de sus cantes, y entre esos pocos está "El Planeta".

De "El Planeta" sólo se conoce lo que de él nos dice Estébanez Calderón, todo lo demás que se ha escrito sobre esta figura son suposiciones, hecho éste muy corriente en los estudios sobre los orígenes y primeros tiempos del arte flamenco.Por el citado autor sabemos que El Planeta era un cantaor que se acompañaba él mismo a la guitarra, instrumento que deja bien descrito cuando nos habla del personaje. La figura de El Planeta con la guitarra en la mano ha quedado perpetuada en la única imagen que tenemos de él, y que se recoge en el grabado realizado por su contemporáneo Francisco Lameyer. En cuanto a su físico, Estébanez Calderón nos dice: "La cara no era nada desagradable: ovalada, con ojos negros, vivos e inteligentes, con nariz regular, con boca ancha pero dejando ver regulares y blancos dientes, con la frente levantada y bien calzada de pelo y con cierto gesto de autoridad afectada pero por nadie contradicha, daban al todo de la persona las afueras y el exterior de algún patriarca de aviesa y enrevesada laya". Después el autor se extiende sobre la vestimenta del cantaor.

Nadie tiene constancia de su nombre; algún autor adelanta el de Antonio Fernandez(?).Se ha dicho que el apodo de "El Planeta" le fue puesto por la alusión a los astros que el cantaor hacia en sus coplas. En cuanto al lugar de su nacimiento, en la relación de Juanelo figuraba como natural de Cádiz, aunque Molina y Mairena se inclinan a creer que nació en Triana (?), sin ninguna base en que apoyar tal afirmación. Por su parte Angel Alvarez Caballero opina que "lo más probable pudiera ser que El Planeta nació en Cádiz, en el último tercio del siglo XVIII, trasladándose a Triana, donde desarrollaria la parte culminante de su carrera" (Historia del Cante Flamenco.-Alianza Editorial, págs. 37 y siguientes). Este mismo autor se hace eco de la creencia de que El Planeta fué herrero, en base a que tal era el oficio de muchos gitanos en los tiempos primitivos del cante, pero se trata de una suposición como tantas otras de las que se han hecho sobre la vida de este personaje. Su vida debió transcurrir entre el último tercio del siglo XVIII y mediados el siglo XIX.

En cuanto a sus cantes, en las "Escenas Andaluzas" se describe la escena de un baile en Triana de la siguiente forma: "En tanto, hallándome en Sevilla, y habiéndoseme encarecido sobremanera la destreza de ciertos cantadores, la habilidad de unas bailadoras y, sobre todo, teniendo entendido que podria oir algunos de estos romances desconocidos, dispuse asistir a una de estas fiestas.El Planeta, El Fillo, Juan de Dios, Maria de las Nieves, La Perla y otras notabilidades, así de canto como de baile, tomaban parte en la función", "En la democrecia práctica que hay en aquel pais no causó extrañeza la llegada de gente de tan distinta condición de la que allí se encontraba en fiesta.", "Entramos a punto en que El Planeta, veterano cantador, y de gran estilo, según los inteligentes, principìaba un romance o corrida, después de un preludio de la vihuela y dos bandolines, que formaban lo principal de la orquesta, y comenzó aquelos trinos penetrantes de la prima, sostenidos con aquellos melancólicos dejos del bordón, compaseando todo por una manera grave y solemne, y de vez en cuando, como para llevar mejor la medida, dando el inteligente tocador unos blandos golpes en el traste del instrumento, particularidad que aumenta la atención tristísima del auditorio.Comenzó el cantador por un prolongado suspiro, y después de una brevísima pausa, dijo el siguiente lindísimo romance del Conde del Sol,que, por su sencillez y sabor a lo antiguo, bien demuestra el tiempo a que debe el ser."(Escenas Andaluzas.-Ed.Cátedra.1985.-pag. 253 y 254).

Por tanto, lo único que se deduce del texto en cuanto a la actuación de El Planeta es que cantó por romances. Si partimos de la base que la única fuente de información que tenemos de este cantaor viene constituida por la obra de Estébanez Calderón podemos preguntarnos, siguiendo el criterio de Alfredo Arrebola: ¿En qué se basan los que han atribuido a El Planeta el cante del polo, seguiriyas y cañas?. Y sigue preguntándose este autor: ¿Es que hay que aceptar sin fundamento histórico alguno la paternidad gitana de los cantes?. Y Alfredo Arrebola, autor, investigador del flamenco y. además, notable cantaor, confirma sus dudas con el apoyo del criterio de otros autores: "En este sentido, dice Alfredo Arrebola, sigamos las palabras de Pedro Camacho Galindo:... es bueno tener presente que Estébanez Calderón no menciona en ningún momento la seguiriya, ni la soleá, ni cantadas por El Planeta, ni por ningún otro cantaor. Habria que aceptar, aunque en precario, que las "tonadas sevillanas" a las que alude el escritor malagueño -aunque puestas en voces distintas de El Planeta- fueron las "tonás andaluzas" de que nos habla don Tomás Andrade de Silva, y que de algunas de ellas se hubieran tomado el molde de las hoy conocida como "seguiriyas". Sólo de este manera podria admitirse conjeturalmente que El Planeta fuera un cantaor de "seguiriyas". Lo demás que cantara El Planeta --romances, polos, cañas-- fuera el rey, el emperador o el faraón de estos últimos, eran canciones de indiscutible procedencia andaluza".

Como puede verse, todo son hipótesis y conjeturas en aquellos aspectos de la vida y obra del cantaor que no están comprendidos en la crónica literaria de Estébanez Calderón, vida y obra del que se ha considerado primer cantaor realmente conocido en la historia del flamenco.

GRABACIONES RECOMENDADAS:

20/06/2001

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters