El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Los pies de Silverio Franconetti

Es conocida la emulación que siempre ha existido entre cantaores gitanos y cantaores payos, y también es cierto el reconocimiento que se ha producido por una y otra parte cuando se ha enjuiciado los méritos de una verdadera figura del cante. Pepe el de la Matrona nos cuenta en su "Recuerdos de un cantaor sevillano" (1) lo siguiente:

"Enrique Ortega el viejo, el padre de Enrique el Gordo, era intimo amigo de Silverio, y de ahí viene la letra:

Por puerta de tierra
no quiero pasar
porque me acuerdo de mi amigo Enrique
y m´echo a llorar.

Y cuando regresó de América, Silverio cantó esa letra en una fiesta que se dio en Cádiz, con el maestro Patiño, y los gitanos decían:
- ¿Quién es ese tío ?
Porque se presentó con las barbas y no lo conocía nadie, y lo conoció el maestro Patiño por el cante:
-Ese tiene que ser Silverio.
Y tos los gitanos se sorprendieron al oirlo cantar, y no le pusieron más que la falta siguiente:
-Canta muy bien, pero tiene los pies muy grandes.
Como no se le podia poner otra falta, una gitana vieja le dijo aquello de los pies".



( 1 ) Recogidos por J.L. Ortiz Nuevo .- Ed. Demófilo.-Madrid, l975.

08/07/2001

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters