El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Paco de Lucena (II)

Al "Lentejo" se le quedaba corto su primer maestro y patrón. Necesitaba un nuevo profesor con más sabiduria musical. Nos cuenta Fernando el de Triana: "Por aquel entonces había en Lucena un conocido título que era una maravilla tocando la guitarra por música, y como llegara a sus oídos la afición y facilidad del muchacho, le llamó un día a su casa y le hizo tocar lo que sabía, quedando encantado de ver el gusto y el buen estilo de aquél, por lo cual dijo:

—¿Tú quieres que yo te enseñe a tocar?
—!Ya lo creo! —contestó el chiquillo—; pero lo malo es una cosa.
—¿Qué es lo malo? —dijo el marqués—.
—Pues que usted no toca más que por música y a mí no me gusta más que el flamenco.
—Hombre, lo poco que yo toco de flamenco es muy difícil, pero si a tí te gusta te lo enseñaré.

Cogió el marqués la guitarra y empezó a tocar, mientras el chiquillo se quedaba admirado ante tanta complicación y ejercicios tan raros como desconocidos para él. Al notar el marqués la impresión que su toque había causado en el muchacho, se brindó a enseñarle lo que él sabía de flamenco, y al poco tiempo agotó también el repertorio del aristócrata aficionado".

El "conocido título" era un aristócrata, Don Rafael Nieto Tamarit, aficionado a la guitarra clásica.

Y nos dice Fernando el de Triana: "Con este esfuerzo había tomado ya el "Lentejo" rumbo de artista, pero un dia vió claramente que le faltaba lo principal: practicar con los profesionales del cante y el baile".

"Llegaron a Lucena un cantador y un bailador que no llevaban guitarrista; le invitaron, por lo que fuera, a que los acompañara para trabajar aquella noche en un casino y el "Lentejo" sufrió su primer y único desencanto al notar que no resultaban de acuerdo los compases y que el flamenco a compás no es tan fácil como parece".

En los años (1872 a 1874) que el "Lentejo" recibió las lecciones del aristócrata no sólo recibió lecciones de guitarra flamenca, sino que también recibió lecciones de armonía, y otros consejos que fueron muy valiosos. Finalmente le recomendó que no debía quedarse en Lucena donde su progresión como guitarrista tenía un horizonte muy corto, sino que debía marcharse a Málaga donde su futuro artístico le haría progresar hasta llegar a ser un gran profesional. Por aquellos tiempos el ambiente flamenco de esta capital andaluza era extraordinario.

01/04/2009

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters