El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Niño Ricardo (I)

Manuel Serrapí Sanchez nació en Sevilla en el mes de Junio de 1904. Cuando Manuel cumple diez años su padre lo emplea en una carbonería, trabajo no del agrado del joven y que supuso que su primera denominación artística fuera "Manolo el Carbonero". A su vez el padre, que era buen aficionado, lo inicia en el conocimiento musical de la guitarra.

Más adelante ejerce el oficio del padre y trabajan juntos en la casa "Matamoros", empresa que se dedicaba a la fabricación de muebles. El director de esta firma también era aficionado a la guitarra, toque de este instrumento que practicaba y que actuó como el chispazo definitivo que encendió la llama de la afición de Manuel.



Fue tanto el interés de Manolo Serrapí por la guitarra que despertó las inquietudes de padre. No se trataba ya de una simple afición, sino que la guitarra se habia convertido para su hijo en una pasión. Para el padre de Manuel era más sensato que el joven aprendiera un oficio. Pero el destino se impone y, según su biógrafo Humberto J. Wilkes, un buen día Manolo Serrapí conoce a Manuel Moreno, guitarrista que actuaba en el Café Novedades quien se convierte poco después en su primer profesor.

Precisamente en el Café Novedades tocaba también Javier Molina, guitarrista de mayor categoría que incentivó la presencia frecuente de Manolo en el establecimiento, hecho que dió lugar a que en la relación entre ambos se pusiera de manifiesto el talento musical del joven hasta tal punto que le ofrecieron tocar como segundo guitarrista en el cuadro flamenco del café.

El inicio de las actuaciones del joven produjo en su padre una gran sorpresa al escucharle tocar, pero consintió que siguiera tocando en el Café, con la condición de que al mismo tiempo atandiese a su trabajo en la empresa. Este periodo supuso en primer lugar una carga grande de trabajo para Manuel. Por otra parte en la fábrica, al tener que barnizar y después limpiar sus manos con alcohol se resblandecieron sus uñas, hecho este último que le produciría problemas en el futuro, derivados del toque de guitarra y la debilidad permanente de las uñas del guitarrista.

15/09/2008

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters