El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

La debla (y II)

Por último, en opinión de Hipólito Rossy la debla es incluso anterior al flamenco, estimando que "de todo el cante jondo, ninguno tan angustioso, tan desolado como la debla. Es el canto del hombre que ha conocido todas las claudicaciones, todas las humillaciones, amarguras y ruindades de la vida, que vegeta si esperanzas de redención" y cita esta copla tan terrible:


Yo ya no soy quien yo era
ni quien yo soy ya seré
Soy un árbol de tristeza
pegadito a la pared.

Para Rossy la debla es obra de un autor culto, y así nos dice: "Quien hiciera este canto, allá en su remoto origen, tuvo que ser un músico muy versado que conociera al dedillo los modos y escalas griegas; y no lo hizo espontáneamente, sino de un modo cerebral, premeditado, sabiendo que bordeaba tonalidades afines sin llegar a modular, recreándose en insinuarlas para obtener bellos contrastes sin salirse del estrecho patrón impuesto por la rigidez musical platónica. Este canto, ni puede haber surgido en los primeros tiempos en que los modos griegos estuvieron en boga, ni en los siglos de su decadencia. Es un arte mas fino que el de las Cantigas de Santa María, de Alfonso X, que marcan ya el periodo de ruina de las modalidades griegas en evolución hacia los modos tonales mayor y menor que andando el tiempo llegarían a ser los únicos aceptados por la música universal. Su autor tuvo que ser un gran músico, y gozar de una potente voz, un pecho recio, y haber vivido y sufrido mucho. Como el hombre que refleja la copla".

La copla tiene cuatro versos octosílabos o polimétricos (de diversa cantidad de sílabas) y se canta sin guitarra, esto es, a "palo seco".


En el barrio de Triana
ya no hay pluma ni tintero
para escribirle a mi madre
que hace tres años que no la veo
Deblica barea...

Pertenece al grupo de las tonás y para su cante exige en el intérprete unas extraordinarias facultades. José Carlos de Luna la llamó "martinete de martinetes"; había desaparecido prácticamente a mediados del siglo XIX hasta que Tomás Pavón la popularizó de nuevo hacia 1940, siendo su versión la que se escucha en la actualidad las raras veces que se interpreta. Por tanto, no se conoce la relación de esta versión sacada por Tomás Pavón con la debla original, llegándose a considerar por algunos expertos que esta debla de Pavón es un martinete de Triana al que se añadió los "ayes" característicos de la debla. José Blas Vega apunta otra versión de la debla conocida en Triana en el siglo XIX por los Cagancho, Pepe el de la Matrona y Caracol el Viejo:


Por las angustias grandes
que ha pasao yo
cuando vi salir al padre de mi alma
en la conducción
Deblica barea…

Y el mismo Blas Vega incluye en su Magna Antología de Hispavox como debla de Tomás Pavón la siguiente:


Los herreros de la Cava
ellos lloraban primero
cuando se murió Tomás
el mejor del mundo entero.

Parece, pues, que hay cierta coincidencia entre los expertos en considera a Tomás Pavón como el que se encargó de desempolvar la debla, ese cante que estaba olvidado, que hacia un siglo que no se oía. No obstante Ricardo Molina y Antonio Mairena, en su citado libro "Mundo y formas del flamenco" dicen: "Según nuestra experiencia, el que puso en circulación el cante que hoy llamamos debla fue Tomás Pavón. Ahora bien: la debla de Tomás Pavón ¿es la primitiva?, ¿la transmitió con fidelidad?, ¿En qué fuente bebió?, ¿era ésta fidedigna?, ¿se trata de una reelaboración personal?". El misterio continua…

Discografia recomendada:

  • Por tonás, deblas y martinetes.- Pepe de Algeciras, Rafael Romero y Gabriel Moreno.-Hispavox-disco 1985 - CD 1992
  • Nueva Antología flamenca RCA (1980) -Volumen I .- Luis Caballero

    26/04/2007
  • © Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters