El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

La debla (I)

Con la debla aparece uno de los misterios en la historia del cante flamenco: el misterio de su origen como estilo de cante. Esa es la opinión unánime de todos los especialistas. Dice Angel Alvarez Caballero refiriéndose a los oscuros vestigios de este palo: "La primera noticia nos la dio Machado Alvarez "Demófilo", pero ya envuelta en inextricables nebulosas". Y transcribe a continuación el texto del autor de la "Colección de cantes flamencos" en el que, refiriéndose a la debla, atribuye a esta palabra el significado de diosa y su origen gitano; y dado que al término "debla" le ha seguido el de "barea" al finalizar este cante, la expresión "deblica barea" podria significar "Diocesita excelente", porque, asimismo, en el leguaje caló barea equivale a grande, excelente. A continuación "Demófilo" se pregunta" pero ¿significa realmente esto?" y se responde: "No lo sabemos". Como podemos ver la duda comienza ya desde que se tiene la primera noticia de este palo. No obstante ,"Demófilo" descarga la duda sobre los cantaores de su tiempo, que nada dicen sobre esta materia, lo que le hace pensar que por no quedarse callados dichos cantaores le contestaron que Debla era el apellido de un cantaor, pero esto el autor no lo cree, con lo cual el enigma sigue sin aclararse. Finalmente cita la versión de otros cantaores entre a los que incluye a Juanelo que aseguraban que "debla barea" equivalía a decir una mentira, una cosa falsa que tenia la siguiente explicación, según sus informadores: "Cuando se comienza una copla por aire de martinete, por ejemplo, y se remata (se acaba) por otro aire musical distinto, se dice al final: debla barea, esto es, te engañé; empecé por un aire y concluí por otro; ahí tienes la copla concluida, mírala”.

José Blas Vega llega a la conclusión de que la debla debe su nombre a Blas Varea (Varea el Viejo). Según esta hipótesis fueron Varea el Viejo y El Planeta los que propagaron la debla. Como es sabido a debla siempre se la ha considerado relacionada y ejecutada como perteneciente a la familia de las tonás y entre los aficionados consideraban a Barea como su mejor intérprete y al popularizarla surgiría en el ámbito flamenco la pregunta ¿de quién es esa toná?, cuya contestación lógica sería "de Blas Barea", expresión que sonaría en la fonética andaluza "deblá barea", y de ahí la formación de la palabra "debla". Y termina Blas Vega su argumentación: "Con posterioridad, y como homenaje al creador de tan difícil estilo, al final del cante le pudieron añadir de remate el de "debla barea", que por razones expresivas, ligazón con el aire perdido final y fácil tendencia andaluza a las terminaciones ico, ica, ito, ita, se formó el "deblica barea" conocido". Pero esta hipótesis nos vuelve al argumento de "Demófilo" de los cantaores que por no quedarse callados le contestaron que debla era el apellido de un cantaor, cosa que no creyó el autor.

Ricardo Molina y Antonio Mairena, por otra parte, en su "Mundo y formas del flamenco" nos dicen: "La palabra debla es de origen sánscrito y procede de la raíz indoeuropea "dei", que significa el cielo brillante. Su parentesco con "debel" o "undebel" es manifiesto. Su aproximación a la forma "devah", sánscrita, parece indudable". Y continúan: "La hipótesis de Juanelo transmitida por "Demófilo" no tiene sentido y sí, en cambio, la popular interpretación de "diosa". Ignoramos el significado cierto de "barea". Acaso tenga que ver con la raíz indoeuropea "bher", que significa "moreno". Pero hoy, los cantaores que no aprendieron a cantar en las antologías, lo que bebieron en la fresca y viva tradición oral gitana, no añade a la debla las dos misteriosas palabras que nos ocupan". Vemos, pues, que en este abanico de hipótesis sobre la vida de la debla, estos autores rechazan la idea defendida por Blas Vega a que nos hemos referido anteriormente y asocian el término "debla" a su origen del sánscrito, pero sin posicionarse claramente sobre dicho cante. Por ello apuntan, creemos que sin mucha convicción, su propia explicación: "Seguramente la debla fue una toná de carácter religioso en sus orígenes. Seguramente cantóse a menudo en la época áurea de las tonás (primera mitad del siglo XIX); sin embargo, su tradición se había perdido prácticamente". Todo son hipótesis, ninguna pista real, como tantas cuestiones relacionadas con el flamenco.

26/04/2007

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters