El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Javier Molina (III)

A Javier Molina Cundi se le considera el creador de la escuela jerezana del toque. Es decir, la primera escuela de guitarra flamenca que aparece ya con una coherencia distinta. Esta llamada escuela de Jerez ha sido definida por Aniceto Barroso como "de un rasgo gitano importantísimo sobre todo en el toque por bulerías a las que imprime una pulsación envidiable y un aire seco de rasgo muy flamenco". El mismo autor considera esta escuela de menor técnica que la de Montoya, lo que es lógico, puesto que Molina Cundi ya estaba artísticamente formado y con una carrera avanzada cuando el montoyismo comenzó a ejercer su influencia decisiva. Molina y quienes le siguieron se empeñaron principalmente en los estilos de bulerías, soleares, siguiriyas, tientos y tangos, mientras se despreocupa casi del resto.

Son numerosos los testimonios del mundo de la guitarra flamenca relacionados con Javier Molina. Y así, Fernando el de Triana, elogió de esta forma su arte: "Javier Molina es el guitarrista que más cuidado tiene en conservar los acompañamientos de los más difíciles cantes antiguos, pero sin dudar un átomo en el momento que el cantador los inicie".

Juan de la Plata, abundando en lo escrito por Fernando el de Triana, llamó a Javier Molina "El Brujo de la Guitara". O sea, el más grande, porque Javier conocía todos los viejos toques flamencos y él fue, se puede decir, el que con más falsetas originales contribuyó a la creación de la escuela moderna. Y Ramón Montoya, que también fue un catedrático de los toques flamencos, único que compararse pudo con Molina, solía manifestar que al lado del jerezano se había formado como tal tocaor.

Paco Cepero, que de niño conoció a Molina le considera un guitarrista muy creativo "pero no un guitarrista de compás, era un guitarrista más de siguiriya, la siguiriya de Javier con falsetas, que todavía se siguen haciendo, pero no era un hombre que tocara mucho por bulerías".

15/07/2010

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters