El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Los honorarios de Don Antonio Chacón

Don Antonio Chacón, gracias a su personalidad y a la fuerza moral de su arte, situó a la figura del artista flamenco en la posición que le correspondía dentro del ámbito profesional. Hizo que se tomara conciencia de la importancia del artista y, en razón de ello, su derecho a una remuneración adecuada. Cuando el pago de una actuación se fijaba por debajo de lo que él creía justo respondía Don Antonio con una elegante recriminación. Pero tampoco admitía el exceso, de ahí su ecuanimidad y nobleza. José Blas Vega , en su espléndida biografía de Chacón, cuenta la siguiente anécdota acaecida entre el cantaor y el Conde de Grisel:
"El conde derrochaba en Madrid una fortuna inmensa, hasta que le vino lógicamente la ruina. Una noche, al final de una fiesta, emocionado por la actuación de Chacón, le entregó en pago un cheque por valor de veinticinco mil pesetas. Este se lo guardó sin mirar, y al día siguiente creyó que se trataba de un error, por lo excesivo de la cantidad que se había dado, y pensó, sin duda, que el motivo de la rumbosidad era debido a la euforia de la velada. Fue al Nuevo Club, donde paraba, a buscar al conde y le entregó el cheque. Pero éste le replicó:

?Don Antonio, lo que yo hago por la noche en una fiesta, lo mantengo por la mañana recién levantado. Muchas gracias por su gesto. Además, toma......., falta el timbre móvil. Y le devolvió el chaqué atravesado con el alfiler de su corbata".

(Tomado de "Vida y Cante de D. Antonio Chacón". José Blas Vega.- Ed-Cinterco).

26/11/2003

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters