El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

Diego del Gastor (I)

Diego del Gastor
Diego Amaya Flores ("Diego del Gastor") nació en Arriate (Málaga) en el año 1908. Vivió desde niño en El Gastor (Cádiz) hasta el año 1923, circunstancia que se reflejó en su nombre artístico. A partir de ese año se avecindó en Morón de la Frontera donde residió hasta la fecha de su muerte, acaecida en 1973.

Hay quien considera que tuvo como maestros a su hermano Pepe y a José Naranjo Solís. También se ha afirmado que José Naranjo no tuvo gran influencia en la formación del toque de Diego del Gastor; no obstante Sody de Rivas, autor de una biografia del guitarrista, atestigua que "Diego lo citaba siempre como maestro del que recibió lecciones". El mismo Sody de Rivas asegura que "Pepe Naranjo fue una pieza clave en la configuración de lo que se ha denominado `toque de Morón`".

Existe la opinión muy generalizada de que la tradición guitarrísta de Morón se debe a la herencia dejada por tocaores como José Maria Alvarez ("Niño de Morón"), Pepe Mesa y Pepe Naranjo, tradición de la que se benefició Diego del Gastor, aportando a su vez su extraordinario talento musical. Esta idea ha dado motivo al nacimiento de la llamada "escuela de Morón", caracterizada por la simpleza técnica de su toque, basada en el pulgar y en sus alzapúas.

La trayectoria artística de Diego del Gastor se desarrolló principalmente en reuniones de cabales, siendo esporádicas sus actuaciones en público. No obstante, desde que en Morón se organizó por primera vez el "gazpacho andaluz", en agosto de 1963, Diego del Gastor estuvo presente con su guitarra año tras año en este acontecimiento popular.

Morón de la Frontera

Desde los primeros años de su vida artística Diego seguia las actuaciones de los grandes de la guitarra flamenca y, en concreto, hubo dos figuras el toque flamenca a los que admiraba en el inicio de su carrera: Niño Ricardo y Ramón Montoya. No obstante, su propio carácter le impidió siempre cualquier impulso de aproximación personal a dichas figuras. El del Gastor se encontraba siempre muy a gusto en el ámbito de pequeños circulos de aficionados con los que compartia modestas juergas.

Un hecho cardinal en la vida de Diego del Gastor fue su encuentro con el Donn E. Pohren. En 1961 Pohren llegó contratado como empleado administrativo a la base aérea de Morón. Se conocieron durante la celebración del "V Potaje de Utrera" y dos dias después Pohren fue a Morón a buscar al guitarrista al que encontró en plena juerga iniciada con sus amigos de Utrera durante la fiesta citada.

El arte y la personalidad de Diego cautivó al norteamericano, hecho este que se refleja claramente en la idea que se formó del artista: "Cuando acompaña es una gloria observarlo. Pierde todo el sentido de donde está y de autoconciencia a medida que se va identificando visiblemente con el cantaor. De manera instintiva sabe el tiempo que el cantaor va a mantener una nota, cuándo se va a parar y el tipo y longitud de las falsetas que debe insertar, para hacerse del ambiente e identificarlo. Cuando el cantaor consigue interpretar bien un tercio particularmente difícil, Diego se llena de alegría, como si fuera él el que lo hubiera cantado, a la par que se siente inspirado, hacia un toque todavia mejor".

03/07/2008

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters