El flamenco, historia, palos y protagonistas
FR En français
EN In English

Inicio

Historia del flamenco
Origen y etapas de su desarrollo.

Los palos
Conozca los diferentes estilos.

Figuras del flamenco
Los personajes que han hecho crecer al flamenco.

Geografía del flamenco
Lugares clave para entender el flamenco.

Iniciación al flamenco
Léxico flamenco y letras de los diferentes estilos.

La guitarra flamenca
Artículos sobre el instrumento principal del flamenco.

Bibliografía y discografía
Bibliografía, discografía, comentarios de publicaciones y grabaciones.

Directorio flamenco
Direcciones en Internet de tablaos, artistas, festivales y todo lo relacionado con el flamenco.

Actualidad flamenca
Próximas actuaciones, reseñas de actuaciones recientes — Sección no actualizada.

Disfrute el flamenco
Radio, TV, peñas, tablaos, salas, bares, festivales — Sección no actualizada.

Miscelánea flamenca
Personajes, hechos y anécdotas del flamenco.

Esa letra...
Tan inefables como sus autores.

Servidor monitorizado por Minos TN

El Camarón de la Isla (III)

"La leyenda del tiempo", álbum editado en 1979, y décimo de Camarón, supone una ruptura total con los discos anteriores desde todos los puntos de vista. Ya no existe colaboración con Paco de Lucia y el de San Fernando se orienta hacia nuevos derroteros artísticos. Ricardo Pachón sustituyó a Antonio Sánchez Pecino como productor y como acompañante sustituto de Paco de Lucía aparece José Fernández Torres ("Tomatito"), joven guitarrista de raza gitana que demostró su talento acompañando al cante de Camarón hasta el final de la vida de éste.

En una de las biografías de José Monge se comenta: "Además de ser un disco iconoclasta y grande en todos los sentidos "La leyenda del tiempo" va más allá, marcando un punto de inflexión en el género. Trabajo criticado por los puristas y un notable fracaso comercial (sólo 5.400 discos hasta el día de su muerte) innova en todos los sentidos sin dejar de sonar flamenco. Además de utilizar letras basadas en obras de artistas de gran calado literario (como Lorca, Villalón y Omar Khayam) la incorporación de teclados, bajo eléctrico, batería, arreglos más propios del rock y del jazz y las colaboraciones de compositores como Kiko Veneno (autor de la rumba salsera "Volando voy") destaca la aparición del joven Tomatito, que asumió un cierto protagonismo en el disco, estando a la altura en todas las circunstancias". Y concluye el comentario con esta expresión: "Leyenda del tiempo" es la obra de referencia de Camarón y del flamenco de las última décadas".

El álbum contiene diez temas. Se abre con la canción que da nombre al disco. Los cinco primeros temas son , por orden de escucha : tres bulerías unas cantiñas y un taranto. En estos cinco primeros temas está presente plenamente la poesía de Garcia Lorca. Después vienen "Volando voy", la rumba de Veneno, las alegrías "Bahía de Cádiz" con letra de Villalón, las bulerías "Viejo Mundo", que figura con letra de O.Kaya, adaptada por Veneno. Con relación a este letra Mercedes García Plata comenta que: "No se sabe qué edición ni qué traducción fueron utilizados por el grupo Veneno para realizar este montaje de textos imposibles de encontrar en la obra citada". Termina el disco con los temas "Tangos de la sultana", con letra de F. Díaz Velázquez, A. de la Casa y R. Pachón y "Nana del caballo grande", precioso tema, con letra sacada de "Bodas de Sangre" (de nuevo García Lorca), que cierra el álbum. Disco predominantemente lorquiano con temas musicales festeros en su mayor parte.

En 1981 sale al mercado el álbum "Como el agua", trabajo en el que Camarón volvía a reunirse en un estudio con Paco de Lucia. Inicia con este disco la década discográfica de los ochenta, década que se ha señalado supuso para el cantaor una etapa de luces y sombras. La claridad representada por su trabajo artístico, con triunfos y una progresiva repercusión en el público. Éxitos en todos los aspectos de su vida artística. En cuanto a las sombras están representadas por el inicio del cantaor en el consumo de heroína.

El disco contiene dos cortes de tangos, tres de bulerías, unas alegrías, unos fandangos de Huelva y una taranta. Todos los temas compuestos por Pepe de Lucía, excepto las bulerías "Gitana te quiero" que las firman Camarón y Antonio Humanes, cerrando el álbum las bulerías "La luz de aquella farola".

Acompañado también de Paco de Lucia y Tomatito, en 1983 el nombre de Camarón aparece en un nuevo disco bajo el título de "Calle Real", que comprende, igual que el anteriormente producido, ocho temas, de ellos la mitad son bulerías. Se incluye también tangos, tanguillos, fandangos de Huelva y rumbas. El contenido del trabajo tiene gran parecido con el disco anterior.

"Viviré" es el trabajo que sale al mercado en el año 1984 y se compone de tres bulerías, unos tangos, alegrías y unas siguiriyas. Fue un gran éxito comercial con relación a sus anteriores trabajos. Participaron en el disco componentes del sexteto de Paco de Lucía. Cinco de los ocho temas de la obra están escritos por Pepe de Lucia. De la dirección musical se encargó el propio Paco de Lucía.

Se ha dicho que "los tres años que separan "Como el agua" y "Viviré" pueden considerarse como el periodo en que Camarón define su estilo, explotando al máximo sus posibilidades dentro del marco de su fuerte personalidad creativa. Realiza los cantes respetando los resortes fundamentales que los identifican como flamencos y, al mismo tiempo, proyecta sus ideales sonoros en un estilo que, desde entonces, es considerado como "camaronero".

En 1986 sale al mercado el disco "Te lo dice Camarón" que se graba en uno de los peores momentos anímicos del cantaor. Técnicamente el disco adolece de deficiencias que el propio productor justifica por los momentos difíciles por los que pasaba el artista, hasta el punto de que el disco está sin masterizar porque Camarón, debido a la muerte de su madre tuvo que irse, imponiendo que el trabajo saliera como estaba en aquellos momentos.

En el disco se homenajea a todas las personas que admiraba el cantaor y que influyeron en su vida artística como Antonio el Chaqueta, la Perla de Cádiz y el propio Paco de Lucia. El álbum contiene tres bulerías, unas cantiñas, una rumba, un fandango, unos tangos y una soleá.

"Flamenco vivo", aparecido en 1987, es el único disco que Camarón grabó en directo y que se editó en vida del cantaor. Ricardo Pachón fue el editor del disco y el que realizó la recopilación de lo grabado a través de los festivales en los que intervino Camarón. Integran el trabajo alegrías, bulerías (tres), fandangos y tangos. El número de cortes se reducen hasta seis.

De otro disco para la historia se ha calificado el álbum aparecido en 1989.El tema que da el título al disco ("Soy gitano"), unos tangos-rumba, se hicieron muy populares. Producido también por Ricardo Pachón y con un coste que se ha considerado ,como el más elevado de la historia del género. Podria explicar la importante cantidad gastada en su producción los elevados importes gastados en su promoción, la participación en el disco de la sección de cuerda de la Royal Philarmonica Orchestra, incluso los mayores costes de estudios de grabación de Abbey Road de Londres. En compensación resultó un gran éxito comercial que sirvió para lanzar definitivamente al cantaor de San Fernando, ampliando el conocimiento de su figura al gran público.

Letras de los poetas Federico García Lorca y Miguel Hernández se incluyen entre los temas editados. En el tema "Amor conuco" (rumba), del cantautor Juan Luis Guerra, se encuentran Tomatito y Raimundo Amador a los que se añade la voz de Ana Belén.

Con relación a este álbum Camarón declaró: "El disco lo hemos grabado en Sevilla, ponemos la voz en Madrid y lo mezclamos en Londres porque quieren meter una filarmónica. El disco será mitad comercial y mitad a mi manera, pueden meter lo que quieran , pero yo tengo que ser yo".

El último disco que grabó José Monge fue "Potro de rabia y miel" que se editó en 1992, el mismo año de su muerte. Precisamente su grave enfermedad fue la causa de las grandes dificultades que se tuvieron que afrontar para llevar a cabo la finalización de la grabación del disco. En una de sus biografías se cuentan algunas de las peripecias ocurridas en el proceso de grabación: "Costó la misma vida grabar "Potro de rabia y miel". Camarón por momentos se quedaba casi inconsciente y ya no había quien le hiciera reaccionar. El cantaor iba al estudio sin saber lo que tenia que cantar, le colocaban una hoja delante con una estrofa en letra grande y trataba de memorizarla". "Un cuartelillo (descanso) ¿no? pedía el cantaor. Reposaban un rato, fumaban, intentaban relajarse inútilmente y reanudaban la tortura".

"Paco (de Lucia) le repetía veinte veces las bases de la canción y veinte veces fallaba Camarón. "Otra vez José, otra vez", le pedía. De nuevo la volvía a cantar mal. Cuando todos los técnicos de sonido, los hermanos Lucia, los músicos y hasta los limpiadores del estudio creían que Camarón no sería capaz de cantarla, el de la Isla soltaba una entonación que no era ni la que Paco ni la que Pepe le habían cantado, pero superaba a todas en belleza y tensión rítmica".

Los nueve temas que componen el disco se distribuyen en cuatro bulerías, dos rumbas, unos tangos, un tanguillo y una taranta.

Los trece años que van desde que sale al mercado "La leyenda del tiempo" hasta el último disco de Camarón, "Potro de rabia y miel" se desarrollan siguiendo la misma pauta de producción: una forma distinta de presentar lo que se ofrece como flamenco renovado, con objeto de ampliar el sector de público que paulatinamente se iría ampliando. Se trataba de, utilizando el soporte discográfico, estabilizar un mercado cada vez más amplio. Si se sigue la evolución de los ocho discos producidos en los trece años de esta nueva etapa del cantaor de San Fernando se observa que los cantes denominados festeros son los que predominan sobre los dramáticos, con lo cual el producto que se ofrece al público se simplifica, se hace muy digerible. De ahí el rechazo que muestra el aficionado ortodoxo ante estos hechos. El inicio de este nuevo enfoque de la discografía flamenca fue "La leyenda del tiempo", disco que, aunque fue un fracaso económico, sirvió para introducir la semilla de las nuevas tendencias, que han pervivido aún después de la desaparición de Camarón. La semilla había fructificado en una nueva categoría de aficionado al flamenco muy distinto, por otra parte, al aficionado clásico, ortodoxo, cabal.

10/09/2006

© Horizonte Flamenco, 2000-2017 | Contacto | Publicidad | Webmasters